Buscador

6 may. 2010

Perdiéndome





Tan sólo quiero perderme 
en aquel infinito cielo azul,
en la fuerza del viento,

en el rojo de mis labios,
en un río que me lleve con Él
¡Sin rumbo alguno!


Que cuando cierre los ojos
lentamente 
mi mente se desvanezca,
se quede en blanco 

y muera de una vez.

Como hoy,

como ahora,
como siempre.

Aquella mujer


Aquella mujer 
que siente ese dolor sin remedio, 
se pregunta, 
grita, 
llora, 
se lanza a sus adentros. 

Camina, 
imagina, 
se abalanza sobre su cama vacía, 
esa que ya no guarda las emociones de un día.

No ve salida,

espera,
espera
 y desespera.

Se intenta convencer.
Decae y se levanta.
Se levanta para siempre.
Ahora se siente valiente,
hermosa
e imponente.

Siente aquel deseo 

de pararse con la frente en alto,
de seguir su rumbo 

que brilla en el horizonte.

De encontrar
 y vivir 
mejores experiencias.

De amarse eternamente,
de sentirse valorada,
de vivir sin más tristezas, 

sin necesidad de nada,
de no dejar borrar esa sonrisa 

ni sus ojos avellana.

2 may. 2010

¿Qué sería de mí?

Qué sería de mí sin un lapiz y un papel? 
sin un café y un tenue amanecer ?
sin la helada de lluvia de Abril ?
sin un beso, un abrazo, una caricia...
sin imaginar,
pensar,
cantar en solitario,
escribir y escribir hasta el cansancio.

El sentido de mi ser,

de mi esencia,
se esfumaría en un segundo
cuando la magia de las letras dejase de existir,
cuando una frase desquiciada no llegase a mi mente,
cuando la tinta de mi esfero se agotara sin remedio,
cuando una lágrima brotara
y en mi tristeza me ahogara...

Cuando evitara plasmar lo que siento,

en cada instante,
en cada momento,
como el pintor cuando pierde su lienzo.