Buscador

29 ago. 2012

Una noche de tantas...un vacío en el alma

Era una noche de tantas. Todo parecía normal: el mismo aire frío helando su nariz, el silencio absoluto, la soledad en su máxima expresión...solo que aquella noche su alma se encontraba más vacía.


Extrañaba ser ella, vivir sin miedo a nada ni a nadie, decir lo que pensaba a gritos. Sentía un aire de extrañeza en su mirada y la imagen reflejada en el espejo era, quizás, su peor enemiga.

El cuerpo le pesaba, pero la carga de su corazón era aún más fuerte...más dolorosa e insoportable.

-Déjalo ir- se dijo a sí misma.

Entonces, esperó a que la amarga noche muriera con el transcurrir de las horas, para que su mente olvidara todo. Sin embargo, el hoyo de su alma seguiría allí, intacto y latente, recordándole con el nuevo día que la solución solo la podría hallar dentro de su propio ser, pero que ésta aún estaba a infinitos años luz de distancia.