Buscador

18 oct. 2012

¿Sabes?

¿Sabes? 
Nunca fui tan feliz como esta noche. 
Te imaginé toda mi vida. 
En mis sueños estuviste siempre. 
En mi alma el anhelo de tenerte...intacto.

Aún siento tus labios en mi piel blanca; 
el perfume de tu ser enamorado
invadiendo mis sentidos.

Tus ojos, 
esos ojos tan oscuros como la noche, 
cuyo reflejo siento en mi rostro
...todavía.

Cómo olvidar la dulzura de tu lengua,
 la tersura de tus manos 
que recorrían - palmo a palmo- mi cuerpo, 
mi ser.

Mi corazón late con fuerza
 al recordar aquel instante mágico, 
en el que tu boca y la mía se unieron 
como piezas de un rompecabezas perfecto
 -tal y como si hubiesen sido creadas para fusionarse entre sí- .



Te confieso que suelo recordar poco, 
pero este lenguaje, 
que sólo tú y yo podemos entender,
jamás se condenará al olvido de una carta rota, 
de una palabra en el viento
 y de un corazón destrozado.