Buscador

6 may. 2010

Perdiéndome





Tan sólo quiero perderme 
en aquel infinito cielo azul,
en la fuerza del viento,

en el rojo de mis labios,
en un río que me lleve con Él
¡Sin rumbo alguno!


Que cuando cierre los ojos
lentamente 
mi mente se desvanezca,
se quede en blanco 

y muera de una vez.

Como hoy,

como ahora,
como siempre.